Una de las ventajas que nos ofrece instalar puertas a medida en nuestra vivienda es la posibilidad de escoger los materiales, colores y acabados que prefiramos, además de adaptar sus dimensiones a nuestras necesidades espaciales.

¿Cómo influye el color de nuestras puertas?

Los distintos tonos que apliquemos a las hojas de las puertas tienen una relación directa con sensaciones como la luminosidad, la calidez o la profundidad. Además de combinar con la decoración de las estancias, pueden influir en nuestro estado de ánimo.

Puertas a medida: cómo influyen sus colores en nuestra percepción

 

Colores de puertas en tendencia

El color blanco es uno de los más recurrentes. En su caso, genera la impresión de pulcritud y sofisticación aplicado tanto a puertas como a muebles y rodapiés. Una característica que lo convierte en un color tan demandado es la luminosidad que desprende al reflejar una mayor cantidad de luz.

Los tonos hueso, crema y los tostados y grises cálidos suelen combinar muy bien con mobiliario de madera, tapizados en piel o cuando el tono de las paredes no es el blanco. Generan la sensación de calidez, de hogar.

Los acabados en madera natural aportan la sensación de robustez y calidad del material visto. Los tonos más demandados suelen ser muy claros, como el del haya, o muy oscuros, como en el caso del wengué.

Otros tonos muy en tendencia son los azules noche, a veces con matices verdosos. Son colores muy profundos que, en determinados espacios, pueden contribuir a generar una sensación de relajación muy recomendable para momentos de lectura o de meditación.

Para terminar, los tonos pastel son una opción muy presente en las estancias para niños. Además de representar lo inocente y naïf, también pueden aportar un toque femenino a determinados espacios.

Si deseas ampliar esta información, puedes ponerte en contacto con nosotros en L&R Puertas, ya que somos especialistas en fabricar puertas a medida en Madrid.