La madera sigue siendo uno de los materiales atemporales que están presentes en infinidad de lugares en nuestros hogares: muebles, suelos, marcos, barandillas y, también, puertas. Algo deben de tener las puertas de madera de interiores cuando siguen siendo una de las principales opciones para comunicar habitaciones. Las tendencias exploran nuevas formas de combinar calidad y variedad para conseguir resultados vistosos acordes a la actualidad.

Una de las tendencias más extendidas es utilizar puertas con paneles de vidrio, que aportan luminosidad a la estancia, pero sin dejar pasar directamente la luz. Son ideales para colocarlas en cocinas o salas de estar. Antes predominaban las que poseían un único panel que se situaba por toda la superficie pero, hoy en día, lo más moderno son aquellas puertas con varios cuadrados o rectángulos de cristal.

En cuanto a acabados, los barnizados en colores están gustando mucho, la amplia variedad de tonos, desde los más oscuros a los más claros los hacen perfectos para poder elegir aquel que más se adapte a nuestras necesidades decorativas. En este sentido, otra opción que está en auge es la combinación de distintos tipos de barnizado en una misma superficie. También siguen triunfando los acabados más tradicionales o rústicos como el estilo provenzal.

Puertas de madera interiores

¿Puertas correderas o abatibles?

Ya conocemos las tendencias en cuanto a diseño y acabados, pero ¿qué hay en cuanto a los mecanismos de las puertas de madera de interiores? Esto ya dependerá de las necesidades de cada uno, así como lo que sea más práctico para el hogar. Abrir y cerrar puertas es un gesto que hacemos a diario, por lo que debemos primar la funcionalidad. Las puertas correderas son las más tradicionales y están destinadas a aquellos espacios amplios. Por otra parte, para habitaciones de dimensiones más reducidas, las puertas correderas pueden ser ideales y suelen tener un estilo más moderno.